Aledo

Murcia

El municipio de Aledo se encuentra situado en un imponente y bellísimo enclave, sobre un cerro amesetado de laderas escarpadas, así se presenta Aledo al visitante ofreciendo todo el protagonismo a su seña de identidad: La Torre del Homenaje. De ella parte la ruta geológica más importante de la región que se prolonga hasta el sorprendente Estrecho de la Arboleja, cañón de unos 500 m. de recorrido, cuyas paredes rezuman agua, con área de barbacoa, fuente y techumbre. Lugar idóneo para excursionistas.

Su conjunto histórico está declarado Bien de Interés Cultural (BIC). En él podremos visitar La Torre del Homenaje, construcción medieval de tres plantas de finales del s. XIII, que es actualmente Centro de Interpretación de la villa y dispone de un extraordinario Mirador al Parque Natural de Sierra Espuña con un primer plano de El Morrón (1583 m.); la cumbre de Sierra de María (Almería); el mar por Mazarrón y varias serranías relevantes del entorno. Situada en las proximidades de la Torre del Homenaje se encuentra La Picota, (obra de fines del s. XVI) utilizada como método de tortura. Es la única conservada en la Región de Murcia; La Iglesia de Santa María La Real, (1761-1803), situada en el emplazamiento de una antigua mezquita, es el segundo templo católico, de estilo barroco final con acabados de influjo neoclásico. En su interior alberga esculturas de Francisco Salzillo. La Puerta de las Tradiciones (obra de 2009), es el reflejo de la herencia cultural y artística de los moradores de la villa.

Aledo es tierra de grandes tradiciones, desde el cultivo de sus uvas a su noble quehacer alfarero (posiblemente se remonte a la época de dominio musulmán), o sus festividades. Merecen especial mención: El Auto de los Reyes Magos que se celebra la mañana del 6 de enero, y La Agonía del Viernes Santo, con escenificación y procesión dentro del templo de Santa María la Real, a temprana hora de la tarde. Ambos actos son dos joyas de representaciones teatrales populares de origen medieval. El Encuentro de Cuadrillas se celebra el segundo domingo de enero siendo la cuadrilla de Aledo, fundada en 1672, la más antigua de la región. Por último, también es de destacar las Fiestas Patronales de fines de agosto con la celebración de la Octava del Corpus.

Pueblo candidato a

Premio Mejor Pueblo Turístico

Aledo es una joya del interior de la región de Murcia que reúne las condiciones y características para ser uno de los mejores destinos turísticos de la región.
El pueblo conserva numerosos vestigios de su pasado, como la Torre del Homenaje, una imponente fortaleza que data de la época medieval y ofrece unas vistas panorámicas impresionantes. También cuenta con la Iglesia de Santa María la Real, de estilo gótico-mudéjar, que es otro importante símbolo del patrimonio cultural de la localidad. En su interior se encuentran varias tallas del maestro Salzillo.
El entorno de Aledo, es sin duda un entorno natural privilegiado, rodeado de montañas y paisajes pintorescos. Los amantes de la naturaleza pueden disfrutar de diversas rutas de senderismo y actividades al aire libre en los alrededores, como el Parque Regional de Sierra Espuña, que ofrece una gran variedad de flora y fauna, así como opciones para practicar deportes de aventura. El Estrecho de la Arboleja es otro paraje mágico y único en nuestra región, un paraje natural declarado Lugar de Interés Geológico.
La región de Murcia es conocida por su excelente gastronomía, y Aledo no es una excepción. El pueblo cuenta con una oferta culinaria tradicional, donde se destacan platos típicos como el Jallullo, las migas, el arroz con conejo y caracoles, la torta de pimentón o la mantellina, son platos típicos de Aledo que hacen las delicias del visitante. Además, los visitantes pueden disfrutar de vinos de calidad producidos en la región.
El patrimonio inmaterial juega un papel fundamental para el turista, ya que además de los encantos que ofrece Aledo, también tiene una oferta cultural importante, principalmente basada en sus tradiciones, como el Auto de Reyes Magos, la Noche en Vela, Semana Santa o las fiestas patronales.
Aledo es un pueblo tranquilo y acogedor, donde los habitantes suelen recibir a los visitantes con amabilidad. El ambiente rural y la preservación de las tradiciones locales le otorgan un encanto especial que atrae a aquellos que buscan alejarse del bullicio de la ciudad y disfrutar de un ambiente más relajado.

Bck to top